Conducir un auto implica respetar ciertas medidas de seguridad para que tanto tú como tus acompañantes, otros autos y peatones estén seguros. Hay ciertos factores que aumentan los riesgos al momento de tomar el volante, uno de ellos es que sea de noche. Por ello, aquí te damos algunos consejos para manejar de noche con seguridad.



  • Mantén encendidas todas tus luces. Además de hacerte acreedor a una cuantiosa multa, el no mantener las luces de tu auto encendidas disminuye tu propia visibilidad frente a otros conductores lo que implica grandes riesgos para ti mismo y los demás.
  • Respeta los límites de velocidad. Aunque en algunas ciudades el tránsito vehicular disminuye considerablemente por la noche, esto no debe dar pie a que rebases los límites de velocidad, recuerda que se indican por seguridad y no respetarlos puede conducir a un accidente pues los autos cercanos a ti podrían ser visibles hasta que estás cerca de ellos.
  • Presta especial atención a los espejos. Evita sorpresas y siempre mantén atención en tus espejos para ver el resto de tu entorno.
  • Reduce las luces al interior del auto. Mientras más altas estén las luces de tu tablero, menor visibilidad tendrás del exterior.


Siempre mantén presente que tu seguridad y la de quienes te rodean al manejar depende de tu capacidad para hacerlo bien.